Estuve también en mi piso de Murcia con un hombre que respondió a un contacto mío en una revista bisexual-heterosexual. Cuando ya se preparaba para irse, sonó el teléfono y yo me asusté porque creí que era mi tía de Cartagena, solté: “¡Madre mía!”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s