Éste es un blog que comenzó en 2017 ofreciendo una visión del concurso de televisión “Un, dos, tres” alejada de las versiones ortodoxas que circulan en internet. Una visión personal donde, a falta de datos, se introducían motivos culturales para ambientar los diferentes temas sobre los que versó el concurso en su historia. Una visión particularizada que trataba al comienzo de analizar cómo las repeticiones de los temas en la trayectoria del concurso, todas, tuvieron una causa racional, y se intentaba demostrar que no es posible la vuelta del concurso a la televisión porque ya han sido amortizados todos los temas con sus repeticiones.

En 2020 este blog ha cambiado, y ahora el autor se limita a ordenar y hacer funcionar un poco su mente, con el único fin de sobrevivir al menos hasta el año 2026, según los cálculos que ha hecho. Con esto no quiero decir que quiera morirme en 2026, por favor, no, en absoluto, porque confieso aquí públicamente que ahora soy muy feliz, pero lo que quiero decir es que por cálculos míos debo, es lo que quiero decir, debo, vivir al menos hasta 2026, y a partir de ahí muchos años más si puedo. Gracias.