Éste es un blog donde se ofrece una visión del concurso de televisión “Un, dos, tres” alejada de las versiones ortodoxas que circulan en internet. Una visión personal donde, a falta de datos, se introducen motivos culturales para ambientar los diferentes temas sobre los que versó el concurso en su historia. Una visión particularizada que trata de analizar cómo las repeticiones de los temas en la trayectoria del concurso, todas, tuvieron una causa racional, y se intenta demostrar que no es posible la vuelta del concurso a la televisión porque ya han sido amortizados todos los temas con sus repeticiones. Finalmente, este blog cree en la libertad de expresión y son admitidas todas las opiniones.