“La aventura” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “La aventura” 1982 (los exploradores) es lo siguiente: Veney Lovett Cameron; Pedro Alvares Cabral; la Kon-Tiki y Thor Heyerdahl; Vitus Bering; Dumont d’Urville y la Antártida; Thomas Henry Huxley; Alfred Russell Wallace; Alexander Von Humboldt; Nearco; Szek Teleki; y Alfred Wegener. El conde de Volney; y Antonio Pigafetta. Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander von Humboldt (1769-1859) fue un naturalista, explorador y geógrafo, que viajó por Europa, América y Siberia y escribió en alrededor de una treintena de volúmenes “Viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente”, y también es el autor de “Cosmos”, su obra más conocida. Jules Dumont d’Urville (1790-1842) fue un navegante y explorador francés. Después de haber participado en varios viajes científicos, figuró al frente de las expediciones del Astrolabe (1826-1829) a Polinesia y, posteriormente (1837-1840), a los mares antárticos, en el curso de las cuales descubrió algunas tierras. Además, Thomas Henry Huxley (1825-1895) fue un fisiólogo y naturalista inglés, que tomó parte en una expedición científica por el Océano Pacífico, Insulindia, el sur de Australia y las zonas polares, que se prolongó cuatro años, y durante el cual recogió y estudió gran cantidad de invertebrados marinos. Amigo de Darwin, fue un defensor de las teorías de éste, enunciadas en el “Origen de las especies” (1859), principalmente en lo que se refiere a las pruebas paleontológicas. Enseñó zoología, fisiología y anatomía comparada, y fue un pionero de la enseñanza práctica de la biología. Fue, además, abuelo del escritor Aldous Huxley (1894-1963). Y Alfred Russell Wallace (1823-1913) fue un viajero y naturalista británico. Durante una exploración por Australia concibió, independientemente de Darwin, el principio de la selección natural. Puso de manifiesto la influencia de la separación histórica de las tierras emergidas y de la distribución de los mares sobre la genealogía de las especies, y criticó las teorías de Darwin.

Receta de mañana. Sopa de espárragos. Se cogen espárragos verdes (no de lata) y se cortan a pedazos pequeñitos, y se ponen a hervir con el agua suficiente. Mientras hierven, freír rodajas de pan no del día, y se echa donde están los espárragos, así como unos cinco o seis ajos gordos duros (no tiernos), a los que se hace un corte a cada uno, porque si no estallan, y se fríen (da igual antes el pan o los ajos) y se echan a los espárragos. Y en el aceite que queda una vez cortada la lumbre, se echa un poco de pimentón dulce, con cuidado para que no amargue. Mojarlo en el aceite frito y capuzarlo en la olla. Lo que queda se recoge con una cuchara y algo de caldo, y a la olla, y se rectifica de sal.

“Julio Verne” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “Julio Verne” 1982 es lo siguiente: Baldomero Fernández Moreno; Adolphe Dennery; Raymond Roussel; Historia popular de los grandes viajes y viajeros; “El Chancellor”; “El país de las pieles”; “Un capitán de quince años”; “La isla misteriosa”; “Miguel Strogoff”; “Las Indias negras”; “Héctor Servadac”; “Los quinientos millones de la Begun”; “La casa de vapor”; “La Jangada”; y la novela científica y geográfica. Guillermo II; Antonio Muñoz Molina; y De Neuville. Raymond Roussel representa una poética anti-Julio Verne. Una Historia popular de los grandes viajes y viajeros es una obra de divulgación que figura entre las escritas por Julio Verne. Adolphe Dennery fue un autor dramático y libretista francés de París (1811-1899). Escribió muchísimo teatro, e hizo adaptaciones teatrales de diversas novelas de Julio Verne. También es el creador de libretos para óperas. Además, Baldomero Fernández Moreno fue un poeta argentino de Buenos Aires (1886-1950), de origen español. Recuerda la España de su niñez y la contrapone al mundo que le rodea, que le abate. Escribió también algo de prosa. Su hijo, César, nacido en Buenos Aires en 1919, es un poeta y ensayista argentino de la generación del 40, entre cuyas obras se cuenta “Epístola a Julio Verne”. Y en 1871 Verne escribe “El Chancellor”, sobre la trama de un grupo de náufragos en una balsa, donde se pone de relieve la contraposición del instinto de conservación del hombre en situación límite con sus valores adquiridos. Y en 1871 Verne escribe “El país de las pieles”, que nos lleva a las regiones hiperbóreas a bordo de una isla flotante condenada a su liquidación.

Receta de mañana. Puré de verduras. Se parten a trozos cuatro puerros, tres zanahorias, una cebolla, tres tomates, dos dientes de ajo, tres patatas, y se cubre todo de agua, se le echa aceite crudo y sal y se pone a cocer veinte minutos, para después pasarlo por la batidora.

“Las batallas” (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “Las batallas” es lo siguiente: la victoria pírrica; la danza pírrica; Stefano Della Bella; el karate; los “pueblos del mar” y el hierro; el caballo; los egipcios y el bronce; las naves asirias y caldeas; los partos; Mitrídates VI el Grande; las Termópilas; las bombas; el estradiote; el mameluco; y los mercenarios. Erich Maria Remarque; Benjamin Berkeley Hotchkiss; el Ejército de Salvación; el jiu-jitsu; Stefan Wolpe; Theodor Karl Korner; Peter von Hess; y los Vernet. Una de las principales consecuencias de las invasiones de los “pueblos del mar” en el siglo XII a. c., que destruyeron el imperio hitita, fue la difusión del uso del hierro. La tecnología primitiva más espectacular en el campo de batalla es el carro de guerra, que data en torno al año 1700 a. c. y que no fue posible hasta la domesticación del caballo. La utilización de corceles como monturas para la caballería, posiblemente iniciada por los pueblos nómadas de las estepas centroasiáticas, no se convirtió en un elemento regular en los ejércitos hasta el siglo VIII a. c. en Mesopotamia. Está admitido que fue en el golfo Pérsico, hacia el siglo VIII a. c., donde aparecieron organizadas las primeras flotas de guerra de la historia. Las naves asirias y caldeas, pequeñas galeras redondeadas provistas de espolón a proa, iban tripuladas por combatientes armados de lanza y escudo, situados a cubierta. Además, los egipcios, salvo raras ocasiones, no utilizaban el hierro. Eran gente muy conservadora, y habiéndose especializado en la metalurgia del cobre y sus sucesor el bronce, todas sus magníficas obras se hacían con estos metales. Y Mitrídates VI el Grande, rey del Ponto (ca. 132-63 a. c.), luchó encarnizadamente contra los romanos, siendo derrotado en el Éufrates, en el año 66, por Pompeyo. Y los mamelucos eran miembros del cuerpo militar encargados de la protección del sultán, que se apoderaron del trono de Egipto en 1254 y conformaron la clase regente de tal país hasta el siglo XVIII.

Receta de mañana. Atún en fritada con vinagre. Limpiar un kilo de atún, partirlo en trozos grandes y sazonar. En una sartén poner una cebolleta picada, dos dientes de ajo, un pimiento verde y un tomate troceado. Sazonar y pochar de diez a quince minutos. Después, añadir los trozos de atún y un chorro de vinagre y dejar que se hagan dos o tres minutos por cada lado, dependiendo de su grosor. Por último, dejarlo reposar fuera del fuego y servir.

“La Belle Époque” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “La Belle Époque” 1982 es lo siguiente: Jules Guesde y Paul Lafargue; Amedeo Modigliani; Die Brücke; “Revista de economía política”; Max Ophüls; Edvard Munch; los parnasianos, Sully-Prudhomme, Théodore de Banville y Leconte de Lisle; el cancán y María Félix; el neoimpresionismo y Paul Signac; el postimpresionismo; Emilio Grau Sala; Stanislas Lépine; Charles Péguy; la batalla de Sedán; “Los Rougon-Macquart”, de Émile Zola; el decadentismo y William Butler Yeats; Henri René Lenormand; y Katherine Mansfield. Josif Brodsky; Frank Martin; y la Sezession. La batalla de Sedán fue una victoria de los prusianos sobre los franceses el 1 de septiembre de 1870, que provocó la caída de Napoleón III y la constitución de la Tercera República Francesa, así como la consolidación de la Alemania unida de Bismarck y de su emperador Guillermo I proclamado tal en el palacio de Versalles. Paul Signac fue un pintor francés de París (1863-1935), impresionista en un principio, y cuyo encuentro con Seurat le convirtió en principal representante del neoimpresionismo, que se dejó influenciar por el puntillismo de Seurat. El postimpresionismo es un movimiento artístico que surgió como reacción frente a los postulados del objetivismo visual defendidos por el impresionismo y el neoimpresionismo. Sus figuras más importantes fueron Van Gogh, Gauguin y Cézanne. Además, a Edvard Munch se le considera el pintor escandinavo más importante y uno de los precursores del expresionismo en Europa. Nació en 1863 en Noruega y a partir de 1885 viajó en repetidas ocasiones a París, donde entró en contacto con el impresionismo y también recibió influencias del modernismo. Su principal referencia fue Paul Gauguin (1848-1903), aunque también admiraba al holandés Vincent van Gogh (1853-1890). En su obra representó la angustia ante la vida. Y Jules Bazile Guesde (1845-1922) fue un político francés, propagador del marxismo y principal fundador del Partido Obrero Francés (1880); se opuso a Jaurès, rechazando toda alianza con los partidos burgueses. Ejerció una notable influencia sobre el socialista español Pablo Iglesias. Paul Lafargue (1842-1911) fue un socialista francés, casado con una hija de Karl Marx. Enviado a España, fundó en Madrid una sección marxista (1871) de la Primera Internacional, con la esperanza de atraerse a los españoles y de apartarlos de su adhesión a la política anarquista de Bakunin. La nueva sección, agrupada en torno al periódico “La Emancipación”, fue, de hecho, un antecedente directo del Partido Socialista Español y contó con la colaboración de Pablo Iglesias y José Mesa. Vuelto a Francia fundó con Guesde el Partido Obrero Francés (1880) y la revista “Le Socialiste” (1885-1904). Llegó a ser uno de los principales expositores franceses de las doctrinas marxistas. Y Henri René Lenormand fue un dramaturgo francés, de París (1882-1951). Publicó también una novela, algunos ensayos y un libro de memorias. Su obra gira en torno a la inexorabilidad del destino y a la decadencia de la civilización.

Receta de mañana. Espinacas a la crema. Se limpian tres kilos de espinacas, quitando los tallos y reservando solamente las hojas; se lavan bien en agua fría y se ponen a cocer en abundante agua hirviendo con sal. Pasados diez minutos de hervor se retiran y se lavan en agua fría, se escurren en un colador, apretando bien para que escurran el agua por completo. Se pican sobre la tabla y se ponen en una cacerola con veinte gramos de mantequilla; se incorpora medio litro de besamel, se mezcla bien y se sirve. Salsa besamel. En una sartén se ponen veinte gramos de mantequilla y treinta gramos de harina, se rehoga, dejándola cocer, y antes de que tome color se añade poco a poco medio litro de leche. Se mueve sin cesar con espátula para que no se formen grumos y se deja cocer unos minutos.

“Mingote” (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “Mingote” es lo siguiente: el humor político de la década de 1930; Palomares; el proyecto de Ley de Prensa e Imprenta; las restricciones de coches oficiales en 1967; MATESA; las elecciones de 1971; la inflación de 1972; la crisis energética de 1973; las “materias reservadas”; la baja lectura de prensa; los inmovilistas; los atentados a librerías en 1974; y los dibujantes políticos de humor. “Buen Humor”; “Españolas en París”; y Gundisalvo. En la España de la década de 1930 el humor político alcanzaba, por la derecha y por la izquierda, cotas inmarcesibles. Por eso los vencedores de la guerra civil decidieron suprimirlo para los próximos cuarenta años. Aunque no contaban con el genio de los Mingotes, Máximos, Forges, Chumys, Peridis y otros jóvenes genios. El genial humorista Mingote saludaba con una viñeta la interpretación egoísta de las restricciones de coches oficiales en 1967. Además, en Almería, en marzo de 1966, Fraga Iribarne, ministro de Información y Turismo, se bañaba en la playa de Palomares junto al embajador de los Estados Unidos en España, entre otras personas, para desmentir los rumores de posible radiactividad de las aguas tras la caída de dos bombas nucleares. Mingote sobre esto puso el chiste. La Marina de los Estados Unidos acarrea a la playa una parte del cuerpo del delito. Y Fraga fue, sin duda, el hombre-noticia de 1966. El diario “ABC”, con otra colaboración genial de Mingote, da cuenta de la aprobación por las Cortes, con sólo tres votos en contra, del proyecto de Ley de Prensa e Imprenta, que supuso una apertura irreversible, aunque condicionada, de la vía española a una democracia todavía muy lejana, pero desde entonces también irreversible.

Receta de mañana. Bacalao encebollado. Se ponen 750 gramos de bacalao a remojo durante veinticuatro horas, cambiándole el agua varias veces; al día siguiente se desmiga y se coloca en un escurridor. En una sartén se pone a calentar un decilitro de aceite y se fríe medio kilo de cebolla, picada muy finamente; cuando empieza a tomar color se añade el bacalao, bien escurrido, y se deja estofar hasta que ha consumido el agua que suelta; ya en su punto, se echan dos huevos bien batidos, moldeándolo en forma de tortilla. Se sirve en fuente redonda.

“El juego” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “El juego” 1982 (Las Vegas) es lo siguiente: brujulear; los casinos, Baden-Baden y Estoril; la pareja; la partida; la mafia; Ugo Betti; Las Vegas y Reno; Jorge Negrete; y desbancar. El loo; el botones; y Paramé. Hugo Betti fue un dramaturgo italiano (1892-1953), autor, entre otras obras, de “El jugador”. Desbancar es, en el juego, ganar al banquero todo el fondo de dinero. Además, la partida es cada una de las manos de un juego, o conjunto de ellas previamente convenido. Y Las Vegas es una ciudad de Estados Unidos (Nevada) que se convirtió después de la Segunda Guerra Mundial en la capital mundial del juego. Reno es una ciudad de Estados Unidos (Nevada). Es el centro comercial de Nevada y de las regiones californianas vecinas. La ciudad atrae a muchas personas por la posibilidad de beneficiarse de las leyes del estado, que concede divorcios rápidos, y por las numerosas salas de juego.

Receta de mañana. Coliflor margarita. Se pone a cocer un kilo de patatas con piel, y una vez cocidas se les quita la piel y se cortan en cuadritos. Se cuecen dos piezas de remolacha, poniéndolas en agua fría y dejándolas hervir aproximadamente tres horas. Cuando están tiernas se les quita la piel y se cortan en rodajas. Se cuecen dos huevos durante doce minutos, empezando a contar cuando rompe el hervor. Cuando están, se refrescan en agua fría, se descascarillan, partiéndolos horizontalmente por la mitad y quitándoles las yemas, que se pican muy menuditas, reservando las claras. En una cacerola honda se pone a cocer agua abundante, y cuando rompe el hervor se sumerge una coliflor mediana, quitadas las hojas verdes y el tronco; dejándola entera se añade sal y se deja hervir destapada unos quince o veinte minutos. Pasados éstos se pincha por el tallo para ver si está cocida y se saca con cuidado para que no se deshaga, poniéndola a escurrir. Se hace mayonesa, poniendo la yema en un tazón, añadiéndole unas gotas de vinagre y un poco de sal. Se bate con un tenedor de madera y se va agregando el aceite gota a gota. Cuando ha absorbido todo el aceite, se rectifica de sal y vinagre y se sazona con un poco de pimienta, agregándoles, por último, la clara batida a punto de nieve, mezclándola con espátula. En una fuente redonda se ponen las patatas picadas en el centro, la coliflor formando media esfera, y se cubre todo con la mayonesa. Encima de la coliflor se forma una margarita con las hojas formadas por las claras cortadas en tiras. La semilla de la margarita se hace con la yema picada, y alrededor de la fuente se adorna con la remolacha. Se sirve muy frío.

“El infierno” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “El infierno” 1982 es lo siguiente: el Elucidarium; los ríos del infierno; Lucifer; Plutón; Adonis; Nicolaus Remigius; los jueces del infierno; Proserpina; las Furias; Orco; Alcestes y Admeto; Guillermo Facio Hebéquer; Clarence Brown; Luis Vélez de Guevara; Nardo di Cione; Machiko Kyo; Jan Drda; Joost Van Den Vondel; José Bergamín; Jacques Cazotte; Alberto Durero; Gilbert Cesbron; Dante y John Ciardi; y los ofitas. Gog y Magog; y Lilit. El Elucidarium, atribuido a Honoruso d’Autun (ca. 1080-ca. 1157), fue la primera exposición sistemática de la fe católica. El libro obtuvo un éxito prodigioso entre el bajo clero y los laicos de condición modesta, para quienes desempeñó en cierto modo el papel de un catecismo hasta la Reforma. Dice que existen dos infiernos. El infierno superior es este mundo, que está lleno de tormentos. El infierno inferior es un lugar espiritual bajo tierra porque las almas de los pecadores están enterradas allí. Uno de sus castigos es un fuego tal que el mar entero no podría apagarlo. Plutón es hermano de Júpiter y Neptuno, padre de Minerva y rey del mundo subterráneo. El delicado Adonis, fruto de una relación incestuosa entre Mirra, después convertida en árbol, y su padre, fue criado por Perséfone, pero raptado por Venus, con quien vivía tres cuartas partes del año; la otra parte la compartía con Perséfone en los infiernos. Nicolaus Remigius (1530-1616) fue autor del tratado “Demonolatriae”; Petrus Thyraeus (1546-1601), por su parte, escribió el tratado “De apparitionibus”. Ambas obras tratan de demonología y apariciones. Además, Joost van den Vondel fue un poeta holandés (1587-1679), destacado autor de tragedias entre las que se cuentan “El saqueo de Amsterdam”, “Lucifer” y “María Estuardo”. Y Proserpina era una divinidad romana de tipo agrario, pronto identificada con la Perséfone griega. Hija de Deméter, fue raptada y desposada por Hades, dios de los infiernos. Zeus ordenó devolverla, pero aquél obtuvo que ella volviese todos los años durante el invierno. Sus llegadas y partidas marcaban las estaciones. Y las Furias son espíritus infernales que pronto se identificaron con las Erinias griegas. Eran las diosas de la venganza. Sus nombres eran Tisífone, Alecto y Megera. Y Alceste, en la mitología griega, era esposa de Admeto, rey de Tesalia. Se prestó a ser sacrificada para salvar la vida de su esposo, gravemente enfermo, a quien un oráculo había pronosticado que curaría si alguien moría en su lugar. Heracles, que estaba agradecido a Admeto por el cordial recibimiento que éste le había hecho cuando llegó a Tesalia, se prestó a bajar al infierno para rescatar a Alceste, lo que consiguió después de tener que luchar con Plutón, rey de los infiernos.

Receta de mañana. Guisantes con lechuga. Se desgranan dos kilos de guisantes y se preparan dos piezas de lechuga quitándoles las hojas una por una y lavándolas bien; después se pican. En un poco de agua hirviendo se ponen a cocer los guisantes, agregándoles a continuación la lechuga escurrida, se salpimenta y se deja cocer. Se pone al fuego una sartén con una cucharada de aceite y se añaden 25 gramos de tocino de jamón para que se derrita. Cuando ha hecho bastante grasa se añade una cebolla picada, dejándola freír, y cuando esté dorada se añade una cucharada bien colmada de harina. Se rehoga un poco y, sin dejarlo tostar demasiado, se deslíe con un poco de caldo de los guisantes. Se vierte sobre éstos y se deja cocer el conjunto hasta que estén cocidas las verduras y en su salsa. Se retira del fuego y se incorpora a los guisantes un huevo batido poco a poco y sin cesar de mover.

“Los cuentos infantiles” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “Los cuentos infantiles” 1982 es lo siguiente: Chîrin y Cosroes; Lohengrin; los cuentos de Calleja; Wilhelm Hauff; Mary Louisa Stewart; la condesa d’Aulnoy; Dick Whittington; Isaac Bashevis Singer; Edmund Spenser; James Barrie; “Las tres princesas negras”; el cuento de Aristeo en las “Geórgicas” de Virgilio; Paul Dukas; el gnomo; Carlo Collodi; Harriet Martineau; y Phillip Pullman. Selma Lagerlöf; y Henry Purcell. “Las tres princesas negras” es un cuento de hadas alemán, que narra cómo un joven llega a un castillo negro en el bosque y encuentra a tres princesas enterradas hasta la cintura, y que para redimirlas el joven no debe hablar durante un año y no hablar a nadie acerca de ellas. Edmund Spenser (ca. 1552-1599) fue el más importante de los poetas ingleses renacentistas, de la época isabelina, autor, entre muchas otras obras, del poema épico “La reina de las hadas”, dedicado a la reina Isabel I de Inglaterra. Dick Whittington es el protagonista de un cuento infantil en el que, entre otras cosas, llega a ser alcalde de Londres. Además, Wilhelm Hauff (1801-1827) fue un poeta, novelista y cuentista alemán. Representante de la llamada escuela suaba, cultivó diversos géneros (la novela histórica, los cuentos fantásticos, el relato corto) sin llegar en su corta vida a la expresión de su propia originalidad. También cultivó el cuento de hadas. Y la escritora escocesa Mary Louisa Stewart (1839-1921), Molesworth por su apellido de casada, publicó “Cuckoo clock” (“El reloj de cuco”), una de las más populares de sus muchas historias infantiles, en 1877. Y el rey persa Cosroes II evoca la edad de oro de la realeza sasánida. El recuerdo del lujo de la corte del rey sasánida fue sustituido entre los árabes por el de sus amores y principalmente por el de sus amores contrariados con la que debía convertirse en su mujer: la princesa Chîrin, apodada en ocasiones Tchihraz-âdh que, en persa antiguo, quiere decir “de noble raza”. Esta Chîrin, casi completamente ignorada en el resto del mundo, es extraordinariamente popular en los países árabes de la actualidad, tanto como lo fue en la Persia de antaño. La obra magistral de la literatura iraní, escrita en 1180 por el poeta Nizami, se denomina “Historia de Chîrin y Cosroes”. Después de Salomón y la reina de Saba, Cosroes y Chîrin constituyen una de las más antiguas parejas de grandes enamorados cantadas por los hombres. Los amores de Cosroes y Chîrin siguen siendo uno de los temas constantes de las miniaturas persas. Chîrin no inspiró únicamente el personaje de Scherezade. Después de la muerte de los dos amantes, los relatos de los amores de Cosroes y Chîrin pasaron de la Corte a la ciudad y apasionaron al público. Los narradores los bordaron copiosamente. Partiendo del relato fundamental del que hizo Nizami una obra maestra, multiplicaron las digresiones y las narraciones complementarias. Las aventuras auténticas o apócrifas de Cosroes y Chîrin acabaron por constituir un verdadero ciclo. Los narradores persas las agruparon con otros relatos del tiempo esplendoroso de la corte de los antepasados de Cosroes, con las fábulas de Bidpai y con los cuentos de hadas (Peris o Banus), antigua especialidad iraniana. El conjunto titulado “Hazar Afsanah” (“Mil cuentos”) es el antepasado de “Las mil y una noches”. El éxito de esta obra actualmente perdida fue tan grande que a partir del siglo VIII los narradores árabes se propusieron islamizarla, reproducirla de acuerdo con su religión, sus costumbres y su fantasía. Sustituyeron la pareja Cosroes-Chîrin por la pareja Harún al-Rashid-Sett Zobeida. Confudieron en una misma leyenda la pareja histórica sasánida del siglo VI y la pareja histórica abasí del siglo VIII.

Receta de mañana. Garbanzos a la catalana. Se pone a remojar medio kilo de garbanzos la víspera. En agua hirviendo con sal se ponen a cocer, y cuando empiezan a estar cocidos se preparan del modo siguiente: en una sartén se ponen cincuenta gramos de manteca de cerdo, y cuando está caliente se fríen dos cebollas picadas finas; a continuación se añaden tres tomates, sin piel ni pepitas y muy picaditos; cuando está todo bien frito se añaden 150 gramos de butifarra hecha rodajas gruesas. Este conjunto se echa en una cacerola, donde se agregan los garbanzos sin caldo. Se dejan dar unos hervores, moviendo la cacerola para que los garbanzos no se deshagan, y a continuación se agrega algo del caldo de los mismos, se rectifica de sal, se añade pimienta y se deja cocer muy lentamente hasta que estén tiernos y en su punto. Al servirlos se cubren con dos huevos duros muy picaditos.

“El Renacimiento” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “El Renacimiento” 1982 es lo siguiente: Francisco I y Leonardo da Vinci; Philippe Biguerny; Jan Gossaert; Rufino Blanco Fombona; el Vaticano; Julio César Escalígero; Peter Schöffer; Coluccio Salutati; Ercole de Roberti; el putto; Annibale Caro; Manuel Crisoloras; Pisanello; y las primeras estatuas arqueológicas. Fontainebleau; la escuela nazarena; Palladio; y los condottieri. Annibale Caro fue un poeta italiano del Renacimiento (1507-1566), que escribió también una comedia y tradujo “La Eneida”. Cuando mucho antes del descubrimiento de Pompeya se extrajeron de tierras clásicas las primeras estatuas, la gente sabía lo bastante como para no ver en ellas simples ídolos paganos, sino que podía admirar su belleza y por eso acabaron siendo coleccionadas o colocadas como objetos preciosos en los palacios renacentistas. Además, Peter Schöffer fue un impresor alemán nacido en Gernsheim en 1425 y muerto en Maguncia en 1503. Forma con Gutenberg y Fust la gloriosa trilogía a la que se debe el arte de la imprenta. Y Ercole de Roberti fue un pintor italiano, de Ferrara (1456-1496). Junto con Cosmé Tura y Francesco Del Cossa es uno de los tres máximos representantes del Renacimiento en Ferrara. Su obra maestra es el retablo para Santa Maria in Porto de Ravena, hoy en Brera (Milán).

Receta de mañana. Guisantes en salsa verde. Se desgranan dos kilos de guisantes y se ponen a cocer en agua hirviendo con sal. En una sartén se ponen tres cucharadas de aceite, se acerca al fuego y se fríe media cebolla sin que tome color, se sirve y se echa en el mortero, añadiendo un ramillete de perejil, medio diente de ajo y un poco de sal; se machaca todo hasta hacer pasta y se deslíe con un poco de agua de los guisantes, vertiendo la mezcla sobre éstos a media cocción. En el aceite restante de la cebolla se rehogan dos cucharadas de harina y se agrega a los guisantes. Se rectifica de sal y se dejan cocer despacio hasta que estén tiernos. En un cazo se pone a hervir doble cantidad de agua que de arroz, se añade sal, media hoja de laurel y una cucharada de manteca. Cuando rompe a hervir se echan 200 gramos de arroz, bien lavado y escurrido, y se deja quince minutos destapado; transcurridos éstos se separa del fuego y se deja reposar cinco minutos. Se moldea y se pone en el centro de una fuente y los guisantes alrededor.

“La novela” 1982 (ciclo 3).

Lo que tenemos construido para “La novela” 1982 es lo siguiente: la “Novela de Alejandro”; Madeleine de Scudéry; “Manon Lescaut”, del abate Prévost; Carlo Coccioli; Vitaliano Brancati; Lewis Wallace; Hans Fallada; Uwe Johnson; “El rojo y el negro”, de Stendhal; Fernando Namora Gonçalves; Norman Mailer; William Somerset Maugham; el eufuismo; Stuart Cloete; Octave Feuillet y la novela folletinesca; Edward Bulwer Lytton; Georges Bernanos; Jozsef Eötvös; Paul de Kock; Marek Hlasko; Boris Pilniak; Herman Joachim Bang; Erskine Caldwell; Waclaw Berent; Graciliano Ramos; Valentin Kataiev; Carl Jonas Almqvist; Lajos Tolnai; Paul Martin Moller; Charles Brockden Brown; Enoch Arnold Bennet; Arnold Zweig; Archibald Joseph Cronin; Alfred Döblin; Susan Edmonstone Ferrier; Etienne de Sénacour; Jules Sandeau; John Braine; Anna Langfus; Józef Ignacy Kraszewski; el Corpus Iuris Civilis, y las novelas de Justiniano y Teodosio II; la novela de aventuras; la novela psicológica; la novela realista; la novela sentimental; la novela social; y Rousseau. Truman Capote; Rémy de Gourmont; Edward Morgan Forster; Ljuben Karavelov; Afranio Peixoto; Ernst Wiechert; Louis Henson; Georges Duhamel; Antonio Fogazzaro; la novela bizantina; Romain Gary; Elizabeth Gaskell; Dmitri Vasílievich Grigórevich; Hermann Conradi; William Black; Clara Viebig; Robert Prutz; Jakov Ignjatovic; y William Gilmore Simms. Octave Feuillet (1821-1890) fue un escritor de novelas por entregas, muy populares. El término “folletín” procede de su apellido. Étienne Pivert de Senancour (1770-1846) fue un escritor francés, discípulo de J.-J. Rousseau. Fue un precursor del romanticismo con su novela “Obermann” (1804). La novela sentimental son narraciones de carácter emotivo que se desarrolla durante el siglo XV. La novela social es un género narrativo que centra sus descripciones en la vida de seres humanos en cuanto pertenecientes a un grupo o clase social. Edward George Bulwer-Lytton, barón Lytton (1803-1873) fue un político y escritor británico, autor de numerosas novelas históricas. Boris Pilniak (1894-1938) fue un novelista soviético, que trató de compaginar su enfoque eslavófilo con los dictados de la política. Carlo Coccioli, nacido en 1920, es un novelista italiano, que militó en la Resistencia y empezó a publicar sus obras al término de la Segunda Guerra Mundial. Además, los árabes llaman a Alejandro Magno, Iskander de los dos cuernos. Este apodo le fue dado en recuerdo del culto egipcio a Zeus-Amón cuyo símbolo era un carnero y del que se aprovechó Alejandro. Le identificaron a un héroe nacional himiarita prehistórico, Dhu’l Qarnaín, cuyo nombre quiere decir también “el cornudo” (pero en este caso fue porque su tribu llevaba unas trenzas muy extrañas). La mezcla de las aventuras de estos dos personajes dio origen a la extraordinaria “Novela de Alejandro”, colección de cuentos y de mitos tan desenfrenados como los de “Las mil y una noches” en los que se puede leer que Dhu’l Qarnaín conquistó ciudades cuyas murallas de cobre o de bronce “eran tan brillantes que para no quedarse ciegos sus habitantes llevaban máscaras”. Y Vitaliano Brancati fue un escritor italiano (1907-1954), autor de novelas como “El amigo del vencedor” y “El bello Antonio”. Y Paul de Kock fue un novelista francés (1794-1871), autor de “El hijo de mi mujer”, “El señor Dupont”, etc. Y Valentin Kataiev fue un escritor soviético nacido en Odesa en 1897, autor de las novelas “Los disipadores”, “El hijo del regimiento”, “El viento de invierno”, etc. Y Lajos Tolnai es el seudónimo de Lajos Hagymássy, novelista húngaro (1837-1902), autor de “Los dueños”. Y Arnold Zweig fue un novelista alemán (1887-1968), autor de “El sargento Grischa”. Y Jules Sandeau fue un escritor francés (1811-1883), autor de la novela “La señorita de la Seiglière”.

Receta de mañana. Patatas con bacalao. Se pone a remojo un cuarto de kilo de bacalao la víspera. Se ponen a calentar cuatro cucharadas de aceite y se echa un diente de ajo hasta que se dore. En este punto se echan dos cucharadas de cebolla, se deja rehogar y se agrega el bacalao en trozos y limpio de escamas. Se deja estofar un poquito y se echa todo sobre dos kilos de patatas cortadas en trozos y colocadas en una cacerola. Se pone ésta sobre la lumbre y se rehoga, añadiéndoles media cucharada de pimentón dulce. Se mueven de vez en vez para que no se agarren y cuando están bien rehogadas se cubre ligeramente de agua y se dejan hervir despacio. A medio cocer se agrega una cucharada de harina tostada, se sazona de sal y pimienta y se dejan cocer hasta que estén muy tiernas.